Inicio > RELIGION > DIOS ES AMOR

DIOS ES AMOR

DEUS CARITAS EST

Es la primera enciclica de José Ratzinger como Papa. Es de una gran trascendencia, no suficientemente reconocida  por los fieles ni por el clero. Supone un cambio Copernicano respecto a la perspectiva anterior de la Iglesia sobre la Sexualidad:

  • Dios no condena la sexualidad.
  • Ya no es pecaminosa, torpe e impura.
  • Acerca a Dios y no al Diablo.
  • La sexualidad se justifica,  incluso,  cuando no es abierta a la procreación y sin ese único fin.

 La encíclica distingue entre el Eros, Agape, Filia y Cáritas.

El Eros, Amor erótico pagano, forma parte del Amor Cristiano y se justifica por el Ágape (Participación y entrega mutua).

El hombre es cuerpo y alma.

El Eros quiere remontarnos a lo Divino, por eso hay que seguir un camino de ascesis, renuncia, purificación y recuperación.

El Ágape, Amor de entrega y búsqueda de la felicidad del otro,  justifica el Eros. Ya no se busca sólo el placer propio, sino también el de la otra persona que participa en el ágape.

El Amor paradigmático es el de hombre y mujer.

No habla de esposos, ni cónyuges, sino de hombre y mujer.

Sólo habla de esposos en el Cantar de los Cantares, donde el amor de los esposos simboliza el Amor de Dios por su pueblo.

La Filia es el Amor hacia la familia, amigos y allegados.

Se supone mutuo y así se espera  y  reclama. Es algo que se considera normal en la condición humana y que se  valora cuando es recíproco.

Cáritas es el amor desinteresado, que no espera reconocimiento ni recompensa. (Madre Teresa de Calcuta).

Es el Amor al prójimo, a colectivos, de colectivos a individuos, y de pueblos a pueblos.

Dios nos busca para lograr el ágape.

 

 LA REENCARNACIÓN

El misterio de la Reencarnación (reincarnatio) ha sido interpretado por algunos Teólogos (ABC, Alfa y Omega):

Y el Verbo se hizo carne. Se reencarnó. Podría decir, “Y el verbo se hizo hombre”  pero el texto no lo dice así.

Y los esposos serán una sóla carne. Podría expresarse como la unión del cuerpo y alma. Tampoco lo dice así.

Parece evidente que la carne no es necesariamente pecaminosa. Somos cuerpo y alma.

¿Siguen siendo el mundo, el demonio y la carne, los tres enemigos del alma?.

 

Vivir en el Amor de Diós ó en el Temor de Diós:

Si Diós es algo, es Amor. Este Diós es el que estimula la fé, en el que creemos, es el Diós Misericordioso que envía a su hijo para redimirnos. Nosotros debemos hacernos merecedores de su Misericordia con nuestras obras.  Es el Dios Neotestamentario de los cristianos, infinítamente justo, pero, también, infinitamente bueno.

El Dios, temido, Veterotestamentario, tonante y justiciero que condena a sus hijos descarriados al fuego eterno, no cabe en el concepto cristiano y la mente humana. ¿Cómo se puede amar a quien se teme?. Ese es el Diós en el que nos cuesta creer.

Categorías:RELIGION
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: