Inicio > ANECDOTAS > ANECDOTAS: Un féretro para dos.

ANECDOTAS: Un féretro para dos.

En el velatorio de la clínica solamente había dos cadáveres. El de un niño de pocos meses y el de una anciana un poco encorvada. Así es la muerte, tanto sorprende al comienzo que al fin de la vida.

Los familiares de la anciana llegaron antes, poco después los empleados de la Funeraria y cuando se llevaban el féretro, llegaron los familares del bebé, que, muy alarmados, no encontraban su cadáver. Todas las pesquisas parecian infructuosas y nadie podía suponer que podía haber sucedido.

Al fin apareció dentro el féretro, atravesado debajo de la cabeza de la anciana. La explicación de ésta insólita situación es que el hijo de la anciana, viendo que su madre estaba con la cabeza un poco levantada, le colocó debajo una almohada y los empleados de la Funeraria tambien la pusieron en el féretro.

Pero no era una almohada. Ya lo han adivinado. Era el cadáver del bebé envuelto en una sabana como sudario.

Este insólito y macabro suceso me lo relató con toda seriedad mi ayudante, excelente discípulo y médico,

Categorías:ANECDOTAS
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: