Inicio > ANECDOTAS > ANECDOTAS: Un grano en el trasero.

ANECDOTAS: Un grano en el trasero.

     Tenía ingresado un enfermo en la planta de Cardiología con amenaza de Infarto de Miocardio, que afortunadamente no se confirmó. Como teníamos gran escasez de camas le habían comunicado el propósito del servicio de darle de alta definitiva. Por motivos que desconozco no le venía bien el alta y para prolongar su estancia en la planta donde estaba  disfrutando una habitación individual, acudió a todo tipo de argucias, aprovechándose de su condición de sindicalista y sus influencias, pasando incluso, de las presiones, a veladas amenazas.

    Cuando estaba en la habitación dándole el alta se bajó los pantalones con la intención de que le explorase un divieso en las nalgas, a lo que naturalmente me negué, indicándole que fuese a Consulta externa de Dermatología. Se mostró muy indignado y bastante mal educado poniendo en duda mi profesionalidad y mi vocación.  Así que para finalizar tan desagradable situación le dije:

      “Ya que tiene dudas sobre mi vocación de médico, le voy a aclarar porque escogí mi especialidad. ¿Sabe porque soy Cardiólogo?”. Ah, yo que sé, usted sabrá, Replicó de mala manera, así que le contesté:

      “Soy Cardiólogo, entre otras razones, para no tener que verle a usted el culo”

       Antes de que reaccionase abandoné la habitación. Creo que se lo merecía y, al menos de momento, me quedé bastante desahogado.

Categorías:ANECDOTAS
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: