Inicio > ANECDOTAS, CULTURA, CURIOSIDADES HISTORICAS, FILOSOFIA, HISTORIA, REFLEXIONES FRIVOLAS, SOCIOLOGIA > REFLEXIONES FRÍVOLAS: Pensar con la bragueta.

REFLEXIONES FRÍVOLAS: Pensar con la bragueta.

       Las feministas dicen que los hombres piensan con la bragueta, con la entrepierna, ó mas precisamente, con el miembro impar que rima con cebolla.

       Probablemente sea así para la mayoría de los varones normalmente constituídos, al menos ocasionalmente, y siempre que surjan situaciones relacionadas con la sexualidad, que casi siempre tienen que ver con fantasías en las que el cerebro, principal órgano sexual,  interviene activamente. Otra cosa es que, como ocurre habitualmente, la reflexión reprima el impulso natural.

        A lo largo de la historia se ha demostrado que pensar con la entrepierna no ha sido necesariamente perjudicial, como  lo acreditan personajes tan importantes como Salomón, Julio César, Carlos V, Felipe IV, Napoleón I, Napoleón III, y Clinton, entre muchos más, que tuvieron episodios pasionales alienantes y no por ello dejaron de tener una vida trascendente.

        Salomón fué premiado por Diós. Le interpeló y le pregunto: ¿ Que prefieres: poder, riquezas ó sabiduría?. No dudó un instante y contestó: Sabiduría. Bueno, pues empezó a pensar con la cabeza, y cuando estaba en eso, dándole al tarro, la Reina de Saba vino a conocerlo.  Y lo conoció también en el sentido bíblico. Salomón se lió con ella y juntos tuvieron la prole que originó la tribu de los Salomónidas, que además se llevaron el Arca de la Alianza.  Es evidente que Salomón era un insatisfecho sexual que pensaba también con la entrepierna pues aparte de sus 300 esposas legítimas, tenía nada menos que 700 concubinas. Demasiadas mujeres para darle solamente  un hijo, Roboam. No parece por tanto que las tuviese para cumplir el mandato bíblico  “Creced y multiplicaos”.  Pues a pesar de haber pensado con la entrepierna, pasó a la historia como ejemplo de sabiduría.

       César, después del “Vini, vidi, vinci, cruzar el Rubicón, y el Alia jacta est”, es decir, que después de venir, ver y vencer en la Galias, cruzó el río que separaba su gloriosa función militar de su ambiciosa función política, con lo que su suerte estaba echada. Los  Idus de Marzo acabaron con él. Fué uno de los personajes mas representativos del Imperio Romano. Venció siempre, pero sucumbió a la tentación hecha mujer, Cleopatra, y aunque estaba casado, tuvo un hijo con ella, Cesarion Tolomeus. Al parecer le daba a pelo y a pluma siendo el marido de todas las mujeres y la mujer de todos los maridos, eso sí, siempre sometiendo.

       Carlos V, el Emperador, el César Carlos, tuvo cinco hijos ilegítimos, uno de ellos con su abuelastra, la segunda mujer de Fernando el Católico, Germana de Foix. Su abuelo Fernando, harto de no tocar bola en Castilla desde que murió su mujer la reina Isabel en 1504, por la oposición de Felipe el Hermoso y el  cardenal Cisneros, se casó con Germana buscando un heredero para Aragón. Murió en 1516 sin conseguirlo, pidiendo a su nieto Carlos que ayudase y no abandonara a su viuda, Virreina de Valencia, en dificultades por la insurreción de las hermandades. Bueno, pues lo tomó “tan a pecho” que la ayudó hasta el punto de tener una hija con ella, Isabel, como afirma el actual historiador  Manuel Fernández Alvarez y la profesora Pinilla Pérez de Tudela. Carlos tenía sólo 17 años y Germana 29 espléndidos años. A los 22 años el Emperador tuvo otras tres hijas naturales: Margarita, de los Paises Bajos, con Juana Van der Gheenst, Juana de Austria con una joven del sequito del Conde de Nassau, y Tadea con Ursolina de la Penna, la bella di Perugia. Mas tarde nacería el glorioso Juan de Austria, el famoso Jeromín, el hijo que tuvo con la resentida Barbara Blomberg.

        Felipe IV, el Rey Pasmado, tuvo once hijos legítimos, seis con Isabel de Borbón y cinco con Ana María de Austria, pero además tuvo numerosas amantes, la actriz Calderona fué la más conocida, con las que engendró nada menos que treinta y siete hijos bastardos. Otros historiadores dan un total de 43 hijos. España, ya decadente, todavía era grande. Era el siglo de Cervantes, Lope, Calderón, Quevedo, Góngora, Velazquez, Murillo, Zurbarán. Tenia pasión por las novicias. Se encaprichó con Sor Margarita de la Cruz. Eso siendo pasmado, que si llega a ser espabilado….. En realidad lo de Pasmado era por la cara de orgasmo permanente, que tenía. Vamos, como la monja violada a la que por orden de la Superiora hubo que hacer la Cirugía estética para quitarle la cara de satisfacción que se  le había quedado.

        Napoleón Bonaparte, cuando llegó a Polonia y conoció a la esposa del conde  Walesky, que fué conocida en la historia como María Waleska, se le metió entre ceja y ceja que tenía que ser suya, aunque fuese intimidando al gobierno polaco. El médico de Napoleón advirtió ” Mas vale que se folle a la Condesa, a que folle la Monarquía”. Al final como buen patriota, cedió el Conde, pero la Condesa mas dura de pelar, se opuso a someterse conscientemente. Así que durante el baile sufrió un desmayo. Napoleón la amó con pasión en el dormitorio, y María Waleska, cual princesa durmiente reanimada a besos, aseguró que jamas sería de otro hombre. Le dió un hijo el Conde de Walesky, cuya esposa fué tambien amante de Napoleón III. Triste sino el de los Condes Walesky.

        Napoleón III, sobrino del anterior, casado con Eugenia de Montijo, también fué un apasionado del sexo y ambos tuvieron numerosos amantes. Se casaron  como resultado de una erección, mas que de una elección, según aseguró Próspero Merimé, el autor de Carmen. Algunas mujeres tambien piensan con la entrepierna, aunque los machistas dicen que piensan mas con la cabeza, vamos, que son mas calculadoras, disfrutan y además sacan buen provecho. Según la fantastica novela de Pilar Eyre, Pasión Imperial, la obsesión de Luis Napoleón por la sexualidad llegó al punto de que le diseñaran un sillón de despacho que le permitiese practicar el sexo mientras trabajaba.

        Ahora  a los funcionarios se les critica porque “se distraen con el ordenador”. Realmente a Napoleón III el trabajo le distraía más del sexo, que el sexo del trabajo. Depende como se mire. Padre, ¿Puedo fumar mientra rezo?.  Nóoo. ¿Y rezar mientras fumo?. Eso sí. Respuesta tipicamente Jesuítica.

        Clinton, uno de los mejores presidentes de Estados Unidos, demócrata y católico como Kénnedy, negó hasta la saciedad, haber sido infiel a Hilary ante los tribunales, porque nunca llegó a acostarse con Mónica Levinsky, aunque tuvo que admitir que le practicó felaciones, eso si, como Napoleón III amante de su trabajo, se las realizó en el Despacho Oval. Cuantas importantes y acertadas decisiones se tomaron en ese despacho. ¡Que cara!, pero en los dos sentidos. La cara siempre sonriente de Clinton ó de Kennedy, llena de alegría y satisfación, no puede compararse con la amargada de Nixon, sometido al “empeachment”, ó la del tristemente patético Bush.

         Tenía razón aquel niño que habiendo sorprendido a sus padres practicando sexo oral, se quejó: ¡ Jó, y a mí me llevais al psicólogo porque me como las uñas !

         Mi asesor fiscal me preguntó en una ocasión, “¿ Quién prefieres que te haga una Inspección de Hacienda, un inspector bien orgasmado, ó el que ha sido traicionado por su mujer infiel ?. El acta de Inspección puede varíar sensiblemente segun el talante.

                                                                              —————

         ¿ Pero es que no hubo nadie a lo largo de la historia que pensase con la cabeza y rechazase la pasión?.

            Sí, lo hubo, pero lleva mas de tres mil quinientos años haciendo el ridículo ante la Humanidad. Satirizado tanto en la literatura, como en el teatro y  la revista musical: El Casto José.

            José, el Casto José. Hijo de Jacob, estuvo a punto de ser asesinado por sus hermanos hartos de sus sueños de grandeza. Vendido a unos mercaderes, intérprete de los sueños del Faraón, cayó en desgracia y fué encarcelado. Rechazó a la bella y tentadora Mujer de Putifar (Véanse en el Museo del Prado los magníficos cuadros de Tiziano ó de El Tintoreto, con el bello desnudo de la mujer de Putifar y José intentando zafarse de ella que le tiene sujeto por el manto). No solamente perdió una aventura apasionante, sino que fué acusado de haber abusado de ella. Tuvo castigo sin haber pecado. El casto José fué el único hombre que habiendo tenido todo tipo de sueños, ninguno de ellos fué erótico.           

             Alfonso X el Sabio, que pensó sólo con la cabeza, cometió tres gravísimos errores. Primero: Derrochó inutilmente esfuerzos y dinero para ser elegido Emperador, y aunque lo consiguió con los príncipes electores, el Papa profrancés Gregorio IX nunca quiso coronarlo, y prefirió al siniestro Carlos de Anjou, hermano de San Luis, y ejecutor de los últimos Hohenstaufen. Segundo: El Fuero Real, ejemplo de Derechos Humanos en 1255, nunca  logró que fuera aceptado en Castilla, ya que igualaba a los judíos y moros con los castellanos viejos. Tercero originó un cruenta Guerra Civil  al  imponer inútilmente a su nieto el Infante de la Cerda como heredero, en vez de a su propio hijo que acabó reinando como Sancho IV.

              Felipe III, el Abúlico, no tuvo pasión por nada. Dejó el gobierno al corrupto Duque de Lerma, despues Cardenal (Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, se vistió de colorado). Antes morir que decidir. No quiso ni elegir a su mujer dejándo la elección a su padre, Felipe II, que se lamentaba: Me temo que le han de gobernar. Diós que me ha dado tantos reinos, me ha negado un hijo capaz de gobernarlos. La reina Margarita de Austria murió despues del último parto y le dejó viudo joven. No volvió a casarse. Jamás pensó con la entrepierna.  Totalmente apático, renegó de haber sido rey. Al final, segun la leyenda, murió de un calentón, pero no sexual, sino de calor, socarrado mientras dormía cerca de la chimenea. Por no violar el rígido protocolo, nadie se atrevió a retirar al Rey sin el permiso del Duque de Uceda que estaba fuera del Alcázar. Cuando lo hicieron ya era tarde, murió de erisipela horas después.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: