Inicio > HISTORIA > Por España, siempre por España

Por España, siempre por España

En estos tiempos es evidente que nada es igual a hace solo veinte años, que ha habido un cambio de era, edad o época. Hemos pasado la Edad de Piedra, la Edad de los Metales, y ahora estamos en algo muy distinto. ¿Cómo la llamamos, además de la época de la incertidumbre, porque no tenemos valores sólidos?
Por Dios, por la Patria y por el Rey, pelearon nuestros padres, por Dios, por la Patria y por el Rey, pelearemos nosotros también. Esto ha servido por lo menos para dos generaciones. Es evidente que hoy esos valores no nos llevarían afortunadamente a ninguna guerra. No es que vivamos como si Dios no existiera, sino que vivimos de espaldas a Dios. El sentimiento de Patria se ha diluido, no solo por los separatismos vasco y catalán, sino por la pérdida de importancia que le damos hoy a la Patria.
Los ataques continuos e intencionados a la Corona que sufre de todos los medios, especialmente la televisión, nos ha hecho olvidar que fue ella la que nos salvó del golpe de Estado del coronel Tejero el 23F. Deberíamos reflexionar que los ataques a nuestra Corona son ataques a España.
No puedo menos que recordar las palabras emocionadas y emocionantes del conde de Barcelona cuando temblándole la voz le cedía a su hijo Juan Carlos I los derechos dinásticos que tantos años y paciencia le costó recuperar por España, siempre por España.
Indudablemente, no todos sentirán la misma emoción que los que hemos vivido, sufrido, una guerra civil cruenta, fratricida, que duró tres largos años y cómo los niños de cinco a siete años oíamos el ruido de los bombarderos acercándose y lo que es peor, el ruido de las bombas acercándose mientras se rompían los cristales del aula. Y mientras, el rostro del profesor iba expresando del miedo al pánico, y gritando “todos al suelo”. Algunos niños se limpiaban las lágrimas mientras otros menos afortunados se limpiaban la sangre.
Nunca más guerras civiles, NUNCA MÁS.

Categorías:HISTORIA
  1. 19 julio 2013 a las 16:58

    Una vez mas, genial entrada, me ha encantado. Gracias por hacer que los que seguimos desde el principio tu blog sigamos disfrutando y reflexionando sobre temas tan interesantes y actuales. animo y regalanos mas entradas, (yo, por mi parte te ayudare, al igual que Paz, en las labores mecanograficas).
    Respecto al contenido de la entrada, estoy totalmente de acuerdo. Es dificil poder llegar a entender totalmente los “tiempos de guerra” sin haber vivido “in situ” su crudeza y crueldad, por mucho que los receptores de estos relatos reales lo intentemos, nunca podremos (gracias a Dios) experimentar ese temor que expresas en esta entrada. Ojala nadie tenga que volver a pasar por ello y ojala nadie hubieravexperimentado ese panico y dolor (tanto fisico como mental), estoy convencida de que siempre queda ese amargo recuerdo para los que lo habeis vivido.
    Animo y muchas gracias por seguir escribiendo. Por cierto, siempre alabas las columnas periodisticas de tio Alberto (tu hermano), muy interesantes todo hay que decirlo, pero yo alabo de igual manera tus entradas de blog, debe ser un don de familia, aunque algunos no lo hayamos heredado.
    Un beso enorme.
    Paloma.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: